Ansiedad

La ansiedad es uno de los motivos de asistencia a consulta más frecuentes en la actualidad, y cada persona la experimenta de forma distinta. Los trastornos de ansiedad y las distintas formas en las que se manifiestan surgen, en la mayoría de los casos, de conductas y reacciones aprendidas, lo que significa que también podemos aprender a gestionarlos y responder de otra manera. Para adentrarnos en su comprensión, es importante no olvidar que se trata de una respuesta normal y adaptativa, es nuestro sistema de alarma que nos prepara para luchar o huir ante una situación de peligro. ¿Dónde está entonces el problema? La ansiedad deja de ser funcional si se dispara ante situaciones que no son realmente “peligrosas”, si se vive con la sensación de amenaza permanente o si ni siquiera el peligro ha aparecido y ya lo sufrimos como si fuera inminente e inevitable. Puede aparecer ante situaciones cotidianas (problemas de tráfico, conocer a personas nuevas, un examen, etc.) o estímulos internos (pensamientos, ideas, imágenes, etc.) y podemos diferenciar tres criterios a tener en cuenta: su intensidad, su frecuencia o su duración.

Síntomas de ansiedad

Los síntomas más frecuentes de ansiedad se reparten en lo que llamamos el TRIPLE SISTEMA DE RESPUESTA:

  • Lo que PENSAMOS: Pensamientos catastrofistas, negativos y/o repetitivos, dificultad de atención y concentración, pensamiento acelerado y dificultad para desconectar…
  • Lo que SENTIMOS:Síntomas físicos como molestias de estómago, dolores musculares y de cabeza, respiración acelerada, afecciones en la piel, taquicardia… entre otros muchos.
  • Lo que HACEMOS: Conductas de evitación y/o huida, inquietud, impulsividad, alteración de alimentación y conductas adictivas y compulsivas…

¿Cómo superar la ansiedad?

Nuestra meta será aprender a controlar los niveles de ansiedad, a fin de mantenerlos en unos niveles sanos y adaptativos, de modo que supongan una ayuda y no un mecanismo de bloqueo y sufrimiento cotidiano.

Para solucionar definitivamente el problema es necesario tener en cuenta todos los aspectos implicados en la ansiedad, trabajar en la gestión de los síntomas y desencadenantes de esta, así como los elementos sistémicos, de personalidad y de funcionamiento cotidiano que influyeron en su aparición y mantenimiento en el tiempo.